Playa y entorno

La playa naturista más bella del Mediterráneo

Situado a orillas de 1 km 700 m de mar abierto, El Templo del Sol disfruta de una de las playas de arena fina más bellas de Cataluña.

Gracias al naturismo, el entorno ha conservado su estado natural y salvaje, a salvo de construcciones de complejos turísticos de hormigón que por desgracia abundan en otros muchos lugares.

La playa, protegida por dos cabos rocosos, es de una belleza excepcional.

Las duchas de la playa están repartidas con discreción. En el centro encontramos la zona de vóley-playa y el espacio de tiro al arco, y más allá un bar completamente camuflado entre los pinos, totalmente naturista como la playa.

La bandera azul europea ondeando es una prueba de la más alta calidad de la arena y del agua del mar.